junio 11

Pensando en comprar una cámara de videovigilancia? Esto es lo que debes conocer

Sufrir un robo en nuestro domicilio o en nuestra lugar de trabajo es uno de las peores escenarios a los que podemos enfrentarnos en nuestro día a día. Por esta razón, cada vez son más las personas que se decantan por instalar cámaras de videovigilancia con la que proteger y prevenir de cualquier acto vandálico.

No obstante, la realidad es que antes de llevar a cabo todo este proceso, conviene tener en cuenta que existe una legislación que regula lo relacionado con la instalación de cámaras de videovigilancia. Por ello, a continuación vamos a analizar de manera breve cuáles son los principales aspectos a los que debes obedecer antes de llevar a cabo todo este proceso.

La Ley de Protección de Datos

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que todo el tratamiento de imágenes que se lleve acabo a partir de la cámara de videovigilancia por la que debe cumplir con todos los requisitos en materia de Protección de Datos de Carácter Personal que existen en el planeta. Esta ley cobra una especial importancia cuando se instalan este tipo de dispositivos en oficinas o en entornos corporativos. Que suelen ser los escenarios en los que más tienden a llevar a cabo todo este tipo de procesos.

En el caso de que toda la grabación no se rija de acuerdo a las exigencias que recoge la dicha ley, se estará infringiendo y violando los derechos fundamentales tanto de los empleados como de los proveedores o los clientes, si subiese. Por ello, el primer paso debe ser inscribir el fichero de vídeo en la agencia de protección de datos. De este modo, todas las grabaciones que se almacenen únicamente podrán ser visualizadas por los responsables de dicho fichero.

Pese a que no todo el mundo lo conoce, también conviene saber que las imágenes únicamente pueden guardarse durante un máximo de 30 días. La única excepción para llevar a cabo el almacenaje de las mismas durante una mayor cantidad de tiempo es cuando se sufren una serie de robos o incidentes y las imágenes resultan necesarias para la investigación. Además, en todo momento deben estar protegidas por la contraseña que debe ir actualizándose de manera periódica con el objetivo de garantizar al máximo la seguridad de la misma.

Por último, también conviene tener en cuenta que siempre que se instale una cámara de videovigilancia que se encargue de llevar a cabo la grabación de cualquier escenario, resulta fundamental advertirlo a través de carteles.

¿Cuáles son los espacios que sí que se pueden grabar?

Desde el momento en el que te decantes por la instalación de una cámara de videovigilancia, también es importante que seas consciente que no todos los espacios son susceptibles de llevar a cabo una grabación. Lo primero que tienes que tener en cuenta es que la finalidad última de la instalación de este tipo de dispositivos está relacionada con la seguridad de la vivienda o del negocio. Bajo ningún concepto debería utilizarse este tipo de soluciones para invadir la privacidad de todos los miembros que se encuentran en el interior de un mismo espacio.

La situación se vuelve especialmente compleja cuando se trata de un comercio. En este caso, estará prohibido grabar en espacios como los baños o los vestuarios. Como consecuencia de que se estaría violando la intimidad de todas las personas.

Como puedes comprobar, son muchos los factores a los que conviene obedecer antes de llevar a cabo la instalación de este tipo de dispositivos. Confiar tus necesidades en una tienda profesional que pueda ayudarte a llevar a cabo la instalación puede resultar fundamental para garantizar tanto tu tranquilidad como la de los tuyos.



Copyright © 2015. All rights reserved.

Publicado junio 11, 2020 por astrid in category "Empresas