junio 11

Cuando hacer un cover-up o cuando eliminar un tatuaje

A mucha gente que conozcamos e incluso a nosotros mismos nos  habrá pasado que con el tiempo nos hemos arrepentido de algún tatuaje que nos hayamos hecho. Ya sea porque en la época estaba de moda pero ahora hay técnicas mucho mejores, no nos gustó el resultado pero no disponíamos de dinero suficiente para remediarlo o nos trae algún mal recuerdo.

La eliminación de tatuajes en Madrid ha ido creciendo hasta casi convertirse en una solución al alcance de todos los bolsillos y sobretodo una técnica muy efectiva si queremos que la tinta desaparezca de nuestra piel de una vez por todas.

Pero para eliminar  un tatuaje que no ha quedado del todo bien, que ahora nos parece antiguo o que ha ido perdiendo su color hasta tornarse en una mancha verdosa existe otra técnica, menos invasiva y mucho menos costosa.

El Cover-up tattoo es la técnica mediante la cual cubrimos un tatuaje o una parte de un tatuaje antiguo con uno nuevo. Hay tatuadores que se especializan en esta técnica y que siguiendo la silueta del primer tatuaje logran eliminar cualquier resto de este.

El resultado es fascinante, ya que, aunque nos esforcemos mucho en adivinarlo que hay debajo queda tan cubierto que parece que simplemente nos hemos hecho un tatuaje nuevo.

Entonces, ¿Cuándo elegir el Cover- Up y cuándo la eliminación de un tatuaje?

Aunque parezca increíble entre las principales razones no se encuentra el dinero, ya que ahora la  eliminación de tatuajes es bastante económica y existen tarifas que nos permiten costearnos las diferentes sesiones a nuestro ritmo.

  1. Queramos eliminar definitivamente cualquier rastro de tinta.

Ya sea porque tuvimos una época rebelde en la que decidimos desafiar todas las reglas y hacernos  un tatuaje o porque por  ejemplo nos queramos presentar a oposiciones de Policía en las que no se permite tener tatuajes tendremos que eliminarnos con láser el tatuaje.

Hay muchos actores que han decidido eliminar sus tatuajes como otra alternativa a tener que taparselos cada vez que van a grabar una obra o una película. Ya que estos son un inconveniente a la hora de interpretar algunos papeles.

  1. La zona en la que se encuentre el tatuaje.

El lugaren el que se encuentre nuestro tatuaje será importante, aquellos lugares que están cerca de flujos sanguíneos serán mucho más fáciles de eliminar a través de láser. Mientras que los  que se encuentran por ejemplo en tobillos, espalda o codos serán más difíciles.

Necesitaremos más sesiones y por consiguiente tendremos que valorar esta opción o el Cover-up.

  1. Los colores de nuestro tatuaje.

No hay que ser un experto para adivinar que hay tonos mucho más difíciles de cubrir que otros. Si el tatuaje que queremos tapar está en tinta negra, roja o azul será mucho más difícil que cubrir uno amarillo o rosa.

Mientras que con el láser pasa al contrario, los tonos verdes, amarillos y rojizos son mucho más difíciles de eliminar y el negro gracias a su capacidad de absorción de  ondas de luz se elimina mucho más fácilmente.

  1. El tamaño del tatuaje.

Si queremos tapar este con otro dibujo seguramente tenemos que hacerlo con un tatuaje mucho más grande. Ya que los tatuadores tendrán que hacer un diseño utilizando las líneas antiguas del otro tatuaje para taparlo por completo.

En algunos casos hemos visto pequeñas rosas tener  que ser tapadas con un animal cuatro veces tan grande porque no se podía hacer otro tipo de combinación. En este casi si estás dispuesto a aumentar el tamaño del nuevo tatuaje bien.

Si por el contrario  el antiguo está en una zona en la que no se puede hacer (cuello, manos, piernas…) o simplemente no quieres tener una composición más vistosa te recomendamos que recurras a cualquier centro de eliminación de tatuajes en Madrid.



Copyright © 2015. All rights reserved.

Publicado junio 11, 2020 por astrid in category "Uncategorized