junio 10

TARJETAS DE VISITA

tarjeta de visita

La clásica tarjeta de visita es una herramienta de marketing muy efectiva. Es posible que no seamos conscientes del valor real que debe tener la imagen de marca en una tarjeta de visita, pero es algo que debemos tomarnos muy en serio ya que es la primera impresión que se lleva un posible cliente de nuestra empresa y es lógico que una buena primera impresión nos abra más puertas.

Existe un gran número de empresas de impresión digital, las cuales nos permiten subir nuestros propios diseños o utilizar plantillas ya hechas que nos ayuden si no tenemos ciertas nociones en diseño gráfico, pero hay que aclarar que no por trabajar con alguna de dichas empresas debemos tirar siempre por lo más barato, es decir, una tarjeta de visita se nota desde lejos si es de bajo coste y por lo tanto ¿qué pueden pensar los posibles clientes de nuestra empresa? ¿alguien que no invierte lo mínimo por su negocio nos da confianza?

Lo más recomendable es contratar un diseñador gráfico ya que será necesario alguien que tenga conocimientos de diseño para lograr un resultado profesional, además puede que la empresa necesite otros productos publicitarios por lo que lo ideal sería que todo siguiera una misma línea de diseño, plasmando en cada uno la imagen de marca.

La tradicional tarjeta de visita tiene unas dimensiones de 85×55 mms., por lo que no tenemos un gran espacio de trabajo donde insertar mucha información y debemos optimizar dicho espacio evitando errores comunes como insertar un logotipo excesivamente grande o información irrelevante para nuestros posibles clientes. Pero este tamaño tiene un motivo y es que si utilizamos otro tamaño o una forma que no sea rectangular, como por ejemplo circular, en efecto, estaremos diferenciándonos de los demás, pero lo haremos a un coste demasiado alto y es que de esta forma entregaremos tarjetas de visita incómodas a la hora de transportarlas y guardarlas.

La información que debe aparecer en una tarjeta de visita es algo primordial y debemos escogerla correctamente. Nuestro nombre es una información fundamental al igual que el nombre de la empresa, ya sea por escrito o insertado en el logotipo. A continuación debemos incluir información de contacto como el número de teléfono, dirección web o una dirección de e-mail, fax, etc. No debemos olvidar la dirección física de nuestra empresa, ya que siempre dará más confianza al cliente saber que existe un sitio donde poder contactar personalmente.

Toda esta información debe ir ubicada correctamente en nuestra tarjeta de visita de una forma limpia y ordenada, con un tamaño de letra que nos permita leerla con facilidad sin tener que esforzarnos en averiguar qué pone.

También podemos hacer uso de la parte trasera de la tarjeta de visita para incluir el logotipo de la empresa junto con un posible eslogan, nada más. Para la información de contacto ya tenemos la parte delantera. Con esto obtendremos un espacio primordial para poder ordenar y presentar la información de contacto de la mejor manera posible, sin olvidar que el objetivo de una tarjeta de visita es plasmar la identidad de la empresa, y no convertirse en un mero elemento publicitario.


Copyright © 2015. All rights reserved.

Publicado junio 10, 2016 por admin in category "Empresas