agosto 28

El microcemento y su versatilidad en revestimientos

El microcemento y su versatilidad en revestimientos

La docilidad del hormigón es la facilidad con que una mezcla de áridos, cemento y agua se transforman en microcemento, y la facilidad de ser manejado, transportado, colocado y se adapta a cualquier superficie con el mínimo recrecido de espesor (tan sólo uno milímetros).

La textura de cada microcemento es en función del tipo de árido empleado siendo mayor con áridos grueso que con sílice fino. Por otra parte, la elasticidad aumenta con el aumento de agua de amasado que es la resina resina acrílica base agua (tipo latex), si bien este último puede resultar peligroso por la repercusión que el aumento de la relación agua/cemento, ayuda a una mejor aplicación.

Microcemento como solución recomendada de revestimiento cuando se quiere cambiar los azulejos de los baños por una nueva apariencia lisa y sin juntas, pero sin obras. El producto se puede aplicar en soportes diversos como mármol o paredes de cemento, y el proceso es muy sencillo.  Pero lo más importante a destacar, es sin duda, que no es preciso retirar el revestimiento que hay, mientras este se encuentre bien sujeto, el microcemento renovará tus espacios sin necesidad de hacer escombros.

 

El resultado final será un ambiente novedoso, vanguardista, y con un estilo original, que muchos clientes están buscando cada día.

 

El microcemento como solución decorativa es una alternativa como pocas, en el tema de la construcción y re decoración, pues sus características le permiten adaptarse a muchas opciones y ofrecer grandes beneficios según el gusto y preferencia de los clientes.

El microcemento como revestimiento decorativo es un material creado a partir de varios productos (como habíamos comentado antes) resinas, poliuretanos, áridos, cemento y se puede pigmentar con una amplia gama de colorantes (pigmentos minerales).

Por todo esto, se pueden obtener diversos colores en las aplicaciones, así como texturas que podrán ser únicas e irrepetibles, pero siempre se recomienda tener un mantenimiento preventivo que va de acuerdo al tráfico que tendrá el lugar donde se aplique, así como siempre asesorarse y obtener la mayor información posible por parte de los expertos y profesionales, antes de colocar el revestimiento.

En cuanto a los precios de este revestimiento, varían, aunque se puede establecer un rango de costes entre los 30€ hasta 80€ el metro cuadrado, por supuesto que esto dependerá de muchos factores como la calidad del producto, si vas a aplicarlo por tu cuenta o requiere aplicación profesional, dónde se localiza la obra, si es interior o exterior, qué tipo de superficie va a cubrir, etcétera.


Copyright © 2015. All rights reserved.

Publicado agosto 28, 2016 por admin in category "Empresas