octubre 1

Administrador de fincas en Valencia: la importancia de contar con un gestor de calidad

administrador-de-fincas

Te invitamos a conocer en este post, todo lo que conlleva la planificación financiera de una comunidad de vecinos y la importancia de contar con una buena gestión.

Además, conoce 4 características fundamentales que define a una buena administración de fincas de cualquier otra.

Los administradores de fincas altamente calificados en Valencia hacen frente de la gestión integral de la comunidad de propietarios o vecinos. Ellos se encargan de analizar y llevar a cabo todos los puntos de interés de una colectividad para establecer un orden y aportar beneficios equitativamente. De esta manera son competentes para realizar gestiones contables, de remisión de recibos, de custodia, de gestión de documentación de las comunidades, entre otras tareas. Además, se constituyen en ser el principal vehículo de contacto entre la comunidad de propietarios y cualquier organismo público.

A continuación conocerás la importancia de un buen administrador de fincas en Valencia.

¿Cómo saber si un administrador es el indicado para nuestra comunidad?

Los profesionales en la administración de fincas en Valencia poseen la titulación adecuada para hacer frente a las más difíciles tareas. Los administradores son colegiados, lo que garantiza el cumplimiento de normas establecidas por el Estado. Gracias a esto el gestor financiero obligatoriamente tiene que contar con un seguro de responsabilidad civil, lo que le exige a cumplir estrictamente con su profesión y además estar respaldado por un seguro que lo avala ante cualquier percance.

Las principales tareas que debe asumir son:

• Llevar al día las actas de Juntas.
• Cumplir con las exigencias que se realicen en juntas extraordinarias.
• Solicitar los presupuestos oportunos para la ejecución de obras.
• Llevar la contabilidad.
• Tener al día el libro de actas.

Las 4 características que definen al buen administrador de fincas

1. Es el principal asesor de la comunidad: un buen administrador en esta área se encarga de resolver los problemas que englobe sus funciones y prevenir los futuros, así como, cumplir con las exigencias de cualquier reparación necesaria dentro del lugar. También se caracteriza por ser un asesor legal y financiero (a nivel interno, con personas ajenas a la finca o Ley de Propiedad Horizontal LPH). Lo que le brinda la capacidad de plantear la elaboración de una finca a nivel presupuestario. Convirtiéndolo así, en prácticamente un consejero financiero para así facilitar las mejores decisiones.

2. Es mediador para solucionar conflictos: aquí cumple con el rol profesional asignado para llevar las tareas de intermediario. El administrador se encargará de mantener una buena relación entre partes solventando conflictos entre la vecindad, terceros, entidades públicas y privadas. 

3. Es gestor (uno de los principales de la junta directiva): sus atribuciones específicas están directamente relacionadas con la documentación comunitaria. Es competente para: gestionar todo lo que conlleve la parte financiera (rendición de cuentas, elaboración de presupuesto, aprobación de planes, ejecución de un proyecto…) y confección de libros de actas y juntas (celebración, convocatoria, custodia y transcripción de acuerdos).

4. Es el director técnico de todas las obras y proyectos comunitarios: el administrador de fincas especializado se encarga de que se ejecuten correctamente las reparaciones pertinentes dentro de la comunidad, así como las obras. En este punto el profesional actúa como un apoyo jurídico y dirección letrada.

Por todo ello, contar con un buen Administrador de fincas es tranquilidad y sobre todo, ahorro seguro para tu Comunidad de vecinos.

 


Copyright © 2015. All rights reserved.

Publicado octubre 1, 2016 por admin in category "Empresas